Polfish es un joven artista afincado en Barcelona que aplica su enfoque off key a los murales, los lienzos, el arte del tatuaje y el diseño de ropa con claras raíces en la escena local del grafiti. Recientemente le grabamos trabajando en su estudio produciendo una chaqueta vaquera personalizada y quisimos conocer su opinión sobre un estilo que a veces divide opiniones pero que está creciendo en popularidad.
Esta entrevista forma parte de nuestro #mtnartmonth: una campaña para impulsar las aplicaciones más creativas de nuestros productos. Para ver más contenido artístico, asegúrate de buscar #mtnartmonth en todas nuestras cuentas de redes sociales.


Graffiti Ruined My Life” es un lema que ha salido en un muro que pintaste este año. ¿Esta frase representa tu relación con el graffiti?
Intento no pensar mucho que voy a hacer antes de pintar este tipo de muros para así dar más pie a la espontaneidad. La frase, igual que el boceto del muro, fue pensada 10 minutos antes de que me pasase a buscar el amigo con el que pinté, y tiene básicamente relación con la historia de amistad entre mosotros .
Mi amigo y yo nos reencontramos para pintar ese día después de 10 años sin tener apenas contacto, cuando habíamos sido grandes amigos y nos separamos por ningún motivo en concreto, cada uno cogió su camino. Él dejó de pintar y yo seguí. Podríamos decir que gracias al Covid, él retomó la afición por el graffiti y me escribió para vernos y pintar.
El día antes del mural quedamos para ponernos un poco al día, y allí es cuando cada uno explicamos las mil historias que nos habían pasado en esos años.
Fue cuando me di cuenta de que tenía tantas y tantas cosas para explicarle… Demasiadas… Y muchas en relación con el graffiti de una forma directa o indirecta.
Esas historias tan diferentes a las suyas me hizo pensar …
Cuando hice el boceto fue la primera frase que me vino a la cabeza , darle una vuelta irónica a la típica frase que veo por ahí de “Graffiti saved my life” .
El graffiti no me ha arruinado ni salvado la vida.
Me va muy bien en la vida, así que arruinado seguro que no. Tampoco creo que me haya salvado.
No sé si algo externo te salva o arruina, al final uno mismo siempre tiene la última decisión de qué hacer con su vida. Pero lo que sí sé es que el graffiti ha tenido mucho que ver con mi vida. Forma parte de mí y ha arruinado inevitablemente todas esas cosas que he dejado de hacer.
Simplemente eso.

No obstante, el graffiti claramente informa tu técnica y estilo. ¿Qué son tus mejores influencias de artistas de aerosol?
Sí, llevo muchos años frikeando con graffiti y es algo, que aunque quisiera, no puedo despegarme. Me gusta influenciarme del máximo de ámbitos creativos distintos posibles, y en particular con aerosol, seguro que lo que más me inspira hoy en día son las personas que menos saben usar un spray. Me flipa esa ingenuidad, me transmite pureza. Los que no llegarían ni a “toys” son los de los que más aprendo.
Y por supuesto los clásicos siempre son referentes.

¿Y quienes son los artistas que más sigues fuera del graffiti?
No sigo a ninguno en concreto porque me van y vienen. Pero en todas las disciplinas que me gustan, hay artistas con los que conecto más con su trabajo, y todos ellos tienen ese punto en común de un trabajo con toques de ingenuidad del que hablaba antes … Artistas folk … outsiders … Art brut, lo que más.

“Me gusta influenciarme del máximo de ámbitos creativos distintos posibles, y en particular con aerosol, seguro que lo que más me inspira hoy en día son las personas que menos saben usar un spray.”

¿Cómo entraste en el ámbito del tatuaje? ¿Cómo ha influenciado tu estilo y técnica con el aerosol?
A través de un amigo que tenía una máquina de tattoo… Se la compró, se cansó de ella al segundo día y me la regaló a cambio de que le tatuase. Siempre he dibujado y todos los colegas de alrededor me empezaron a pedir que les tatuase también. Descubrí que me flipaba y fue fluyendo hasta hoy.
En la técnica del aerosol no sé si me ha influenciado mucho el tatuaje… pero en el estilo seguro. Muchísima iconografía que uso viene de la cultura tattoo o de las mismas referencias que influenciaron a esa misma cultura.

Has podido viajar bastante con tu arte, a Madrid, Londres y Tokio entre otros sitios. ¿Tienes alguna anécdota especial de tus viajes?
Tengo demasiadas … Pero las más especiales no se pueden contar por aquí (risas).
Me encanta viajar y desde adolescente lo he hecho todo lo que he podido.
Ya viajaba mucho antes de hacerlo por mi arte.
Es una forma de exploración, aprendizaje y libertad que siempre me ha gustado.
De las ciudades que nombras, Tokio fue la más loca… Solo con el cambio cultural ya da para una sola entrevista. Y sin contar las historias como turista allí, hacer una exposición y ver cómo funcionan los japoneses fue bastante curioso. ¡Tengo muchas ganas de volver pronto!

“…El graffiti ha tenido mucho que ver con mi vida. Forma parte de mí y ha arruinado inevitablemente todas esas cosas que he dejado de hacer.”

Tu obra forma parte de un movimiento del outsider, siempre con toque naïf en las ilustraciones y frases. ¿Cómo se puede distinguir entre art brut de calidad y algo simplemente mal hecho?
No sé de qué movimiento forma parte mi obra. Pero el rollo outsider me encanta y lo naif también.
Sobre la pregunta es difícil de contestar. Hay una tan fina línia entre ambas que es muy difícil distinguir.
Para mí si es de calidad o no, es la conexión que tengo con la obra al verla… Esa conexión me une también con el creador y me da una agradable sensación . Supongo que necesito un mínimo de background compartido con el artista para poder entenderla y así conectar, no sé…

El estilo tiene una base geográfica, o ¿es un estilo que se puede encontrar por todo el mundo?
En todo el mundo y en todos lados hay estilo.
Todo lo que nos rodea tiene estilo, para mí mucho más en las cosas que no pretenden tenerlo que en las que sí, pero el estilo es algo subjetivo y está en donde cada uno lo quiera ver.

Compartes un espacio en Gràcia con el nombre del JustDoIt Studio. ¿Qué tipo de comunidad es? ¿Qué ventajas trabajar en esta manera?
Es un espacio compartido entre varios colegas, habilitado básicamente para trabajar, experimentar y aprender. Para crear en general, dibujar, pintar o lo que se quiera hacer y que el espacio permita.
Compartiendo se aprende un montón, personalmente me va muy bien ver cómo trabajan los demás, qué hacen, qué les inspira, o cómo hacen las cosas. De todos y todo se aprende.

Hace poco vimos en las redes sociales de Montana Colors como aplicaste productos de la línea de Water Based a una chaqueta tejana para crear una pieza del formato tradicional de hip-hop. ¿Al final lo consideras una pieza de arte para conservar, o algo para llevar a la calle?
Tanto si se saca a la calle o se guarda en casa va a ser la misma pieza.
La finalidad de la chaqueta, en este caso, puede ser usada como la propietaria lo desee.
Yo simplemente he hecho mi parte, y lo que hagan después con ella me va a parecer bien.
El tema está en si no se tiene sacar a la calle por el valor que tiene y así conservarla mejor. A mí particularmente me gusta ver arte en todos lados y no me importa si usarla para vestir supone  que va a estar más expuesta a que se dañe. Le veo su encanto a lo efímero y lo que se deteriora, como la vida misma jeje.

Añadir un comentario