Fotos por Clara Antón.

Detoks y Genom componen una siniestra alianza que lleva tiempo apropiándose, en la periferia de Barcelona, de spots muy visibles desde vías de circulación. Un terreno perfecto para el uso de los MTN MEGA COLORS gracias a la velocidad de pintado que permiten asumir y la basta superficie a la que alcanzan.


En la periferia de Barcelona, la lucha por conquistar los mejores sitios para emplazar piezas visibles desde las carreteras y vías de tren es todo lo feroz que podemos imaginar en una ciudad con una escena de graffiti tan potente. Son los escritores ubicados en el extrarradio de la urbe los que acostumbran a monopolizar estos spots, un divertido y orgánico ecosistema de piezas a color, plata o rodillo. Apresuradas por su alegalidad, estas intervenciones que se amontonan en parasonidos, medianas y desniveles, compiten por cantidad y tamaño simplificando los estilos de sus letras para buscar una legibilidad que permita identificar qué nombres son lo que más aparecen una y otra vez. En una competición de estas características, contar con los sprays MTN MEGA COLORS se convierte en una gran ventaja.

Un día siguiendo la pista a este combo es suficiente para adentrarse en esta dimensión del graffiti barcelonés en la que, lo que más importa, es la cantidad. Esta misma idea es la que intentan plasmar con los lemas añadidos en cada una de las intervenciones, inspirados en las legendarias declaraciones de Cap en Style Wars: “No lo más grande ni lo más maravilloso, sino la mayor cantidad”.

Añadir un comentario