El escritor de graffiti y escultor parisino JC Earl expone sus creaciones de arte marginal en arcilla junto a Rorro Berjano en la última muestra de la Montana Gallery Barcelona, titulada “Esmalte & Boue“.
JC Earl o Earl VAD como es conocido en los círculos del graffiti por ser un bomber muy activo e influyente en París durante las décadas de 1990 y 2000. También es conocido por su prolongado interés en la escultura, que lleva desarrollando desde su infancia y que ahora constituye una parte muy importante de su producción creativa. En vísperas de la exposición en la Galería Montana de Barcelona, nos reunimos con él para preguntarle cómo conecta ambas disciplinas aparentemente dispares.


¿Puedes explicarnos de dónde viene el interés de un artista de graffiti por la escultura?
Realmente nunca he sido un artista de graffiti. Siempre me he considerado un escritor. Empecé a firmar en las paredes en 1988, pero ya entonces hacía pequeñas esculturas de plastilina. Ambas cosas empezaron de muy joven.

¿La diferencia entre estas dos disciplinas refleja también una actitud diferenciada?
Realmente no.
Los tags son un grito.
La escultura es un diálogo.
Lo que cambia es la forma de comunicarse, pero el objetivo es el mismo.

¿Qué ofrece la escultura que no puede ofrecer otro tipo de medio artístico?
En mis esculturas utilizo arcilla. Es un medio mágico. Hay tantas formas de trabajarla… no tiene limites. Sin duda, es mágico.

¿Qué tienen en común el graffiti y la escultura?
La libertad, una forma de comunicar mis sentimientos. Ahí reside la belleza de la gestualidad. El graffiti, como la cerámica, requiere práctica e inversión personal.
Es mi forma de vida. No puedes meterte en esto y quedarte a mitad de camino.

“El graffiti, como la cerámica, requiere práctica e inversión personal.
Es mi forma de vida. No puedes meterte en esto y quedarte a mitad de camino.”

¿Puedes contextualizar el personaje de Earl VAD en relación con la escena parisina?
EARL era un joven lleno de energía que en 1992, el día de Navidad, se cayó sobre el tercer rail en la estación Saint Jacques de la línea 6 de París. Este joven enérgico tuvo que luchar mucho y con mucha fuerza… ” Es esta misma FFuerza que todavía utilizo hoy en mi trabajo y en mi vida. Lo que no te mata te hace más fuerte…

¿Qué representa el grupo VAD?
Los VAD son mi segunda familia. ¡Hay muchos talentos en esta crew que cada uno a su manera marcaron una era y la siguen marcando! ¡Somos parte de la historia del graffiti parisino para siempre!

¿Hay alguna parte de tu trabajo que no tenga relación con el graffiti?
Mi trabajo es el resultado de todas mis experiencias y elecciones. El graffiti es parte de mi vida y, obviamente, es uno de los ingredientes de mi creación. Siempre hay una gota de graffiti en mi trabajo y en mi vida, como una mancha de tinta indeleble en el fondo de un bolsillo.

¿Qué hay detrás de tu estilo? ¿Es una introspección del inconsciente? ¿Una inspiración de ingenuidad? ¿Una broma hecha para la estética ideal? ¿Un tributo al primitivismo?
Arte africano que mezcla brujería, magia y algo que me gusta mucho: el Pop Art y los grafitis neoyorquinos de los años 70… son imágenes que me acompañan. El “outsider art”, todos los creadores marginales y autodidactas que han desarrollado sus obras en la soledad y fuera de la influencia del medio artístico,todo eso parece que es lo que mejor me define.

¿Importa la violencia en tu trabajo?
Sí, la violencia está omnipresente en mi trabajo. ¡Pero he aprendido a maquillarla!

¿Cuáles crees que son las mayores diferencias entre el trabajo de Rorro y el tuyo?
Me gusta mucho el trabajo de Rorro. Me encanta su rigor y su forma de reinterpretar las cosas. Tenemos muchos temas en común pero la forma de interpretarlos es muy diferente. Tengo muchas ganas de que nuestros universos  se encuentren  por fin en la Montana Gallery Barcelona.

 Nombra un trabajo artístico que te haya hecho reír recientemente.
El plátano de $ 120,000 de Maurizio Cattelan en el Museo Guggenheim de Nueva York.

Esmalte & Boue el miércoles 12 de mayo y se podrá visitar hasta el 19 de junio.

Añadir un comentario