Osier Luther inauguró su nueva exposición en Montana Gallery Barcelona a principios de este mes. Descubre más sobre este joven artista andaluz en esta entrevista con MTN World.
Montana Gallery ha dado un giro lúdico en los últimos tiempos, con exposiciones de Rorro Berjano, JC Earl y ahora Osier Luther que aportan un enfoque desenfadado para entender el arte urbano. Combinando la pintura y la escultura, las meditadas piezas contrastan con los expresivos bocetos que Osier pinta en público. Nos pusimos al día con él durante su estancia para hablar del arte ignorante, el graffiti de toys y las referencias clásicas de su nueva exposición.


El nombre de la exposición hace referencia a una revista francesa publicada hace unos cien años. ¿Cómo descubriste esta publicación? ¿Cuál es la importancia y relevancia para la escena de arte actual?
Para empezar a desarrollar mi exposición empecé a investigar a los precursores del cubismo y las obras que mas me interesaban de estos artistas cubistas de principios del siglo XX como son Kazimir Malevich, Fernand Léger o Piet Mondrian. Al investigar sobre estos artistas doy con unos juguetes que son del finales del 19 que parece que son pro cubistas y que parecen tener cierta conexión con este movimiento artístico que vino después. Son todo figuras geométricas, colores primarios, maderas, figuras clásicas y en todo esto me inspiro.
Con esta investigación fue como di con esta revista francesa. De hecho una de las obras de la exposición “1939” está directamente inspirada en un cuadro de Vilhem Lundstrøm de ese mismo año de 1939.
Para mí la importancia es total porque estoy hablando de los juguetes didácticos con los que crecieron estos precursores del cubismo, de unos juguetes pre cubistas anteriores a ese movimiento y que tienen mucho sentido con las obras que le precedieron.

“Pienso que un niño que empieza con 15 años es el futuro del graffiti.
Todo lo clásico o viejo queda atrás, ellos son los que se van abriendo paso y hay que dejarles pasar, darles apoyo. Al igual que ahora está el trap, que son niños de 18 años que se han abierto camino y ha quedado atrás el rap de los 90.”

¿Quiénes son los artistas que te inspiran de la escena del graffiti? En los últimos años, ¿qué desarrollos has visto que te han llamado la atención?
Yo nunca he sido muy conservador con mi graffiti y siempre me han inspirado artistas que hacen propuestas novedosas mezclando tradición e innovación. Su obra mezcla códigos clásicos con formas nuevas, figuras que vienen de otras disciplinas que no tienen que ver con el graffiti.
Hablo de artistas como Seleka, Ekta, Sonic, Sixe, 3ttman, Paul Loubet, Gues P.A.L., Obisk, Gsulf and El Tono.

Vienes del graffiti, un ámbito que menosprecia a los ’toys’. ¿Qué consideras que los principiantes o niños pueden aportar a la escena?
Pienso que un niño que empieza con 15 años es el futuro del graffiti.
Todo lo clásico o viejo queda atrás, ellos son los que se van abriendo paso y hay que dejarles pasar, darles apoyo. Al igual que ahora está el trap, que son niños de 18 años que se han abierto camino y ha quedado atrás el rap de los 90. Se trata del mismo movimiento pero se ha reinventado para ponerlo a su gusto, en su época, y con el graffiti así como en otras corrientes artísticas pasa lo mismo. Se acomoda el estilo de su arte a los tiempos que corren.
Los niños que empiezan ahora son todo.

Podemos incluir tu obra en el genero de “arte ignorante”, pero a la vez, entender que es una manera de pintar post-moderna, que hace referencia a movimientos importantes anteriores. ¿Quieres transmitir ignorancia? ¿Quizás inocencia? O el contrario, ¿intentas comunicar conceptos complicados y profundos en tu obra?
Al describir este tipo de graffiti como arte ignorante, cuando se dice ignorante se hace referencia a algo satírico, no somos ignorantes, sino justamente lo contrario. El arte ignorante se refiere a hacer una demostración de conocimientos de graffiti con una técnica novata. Esto solo funciona con estos elementos.
Mi graffiti sí puede catalogarse como graffiti ignorante pero mi obra de estudio no se acerca tanto a eso. Como mucho en ocasiones puede parecer funny, divertida, naïf pero en realidad lo que quiero es darle seriedad a mi trabajo. Me gusta demostrar técnica, conocimiento, una obra cuidada y más madura. Mi graffiti y mi obra de estudio son distintos.
Me siento más cómodo llevando mi tiempo a la obra, frente al graffiti que son mis vacaciones, mi momento de experimentar y de romper normas. Son conceptos diferentes.

“Mi graffiti sí puede catalogarse como graffiti ignorante pero mi obra de estudio no se acerca tanto a eso. Como mucho en ocasiones puede parecer funny, divertida, naïf pero en realidad lo que quiero es darle seriedad a mi trabajo. Me gusta demostrar técnica, conocimiento, una obra cuidada y más madura. Mi graffiti y mi obra de estudio son distintos.”

Eres el segundo artista andaluz consecutivo que expone en Montana Gallery Barcelona, después de la exposición de escultura de Rorro Berjano. ¿Representa un reconocimiento y reivindicación de la escena en el sur de España? ¿Qué aspectos y opiniones tenéis en común?
Con los años he aprendido a querer mi tierra por lo que es, sin querer modernizadla o cambiarla, con su ambiente castizo y tradicional. Sin embargo, para poder trabajar aquí he tenido que tener antes un recorrido fuera de Andalucía muy necesario para mi desarrollo como artista.
En cuanto a Rorro, sí veo similitudes, no en cuanto a nuestro trabajo pero sí en cuanto a nuestra manera de hacer. Su obra es cuidadosa y mimada mientras que su graffiti es más espontáneo. Para mí es un referente en Andalucía y es un artista al que admiro.

Es el mes de la música en Montana Colors. ¿Cuales son las canciones o artistas que sería la banda sonora ideal para “Le Grand Jeu”?
La música de Willie Colón, Hector Lavoe y Ángel Canales.

“Le Grand Jeu” de Osier Luther se expone actualmente en Montana Gallery Barcelona. Como siempre, la visita es gratuita y estará abierta hasta el 27 de agosto.

Añadir un comentario