El cuaderno de bitácora en formato vídeo del alemán Ibes nos trae las piezas resultantes durante una ruta en coche por los Balcanes, reuniéndose con viejos amigos como Ixap, Sokoe, Rukus, Haram y otros.


Los Balcanes, una zona de Europa que se sale un poco del espectro de ciudades más recurrentes para pintar trenes y metros, pero que, sin embargo, es un destino ideal para llevar a cabo una aventura de este tipo. De hecho, suele ser un territorio asiduo para escritores veteranos que buscan nuevos paisajes y escenas de graffiti no tan convencionales. Trenes de aspecto clásico de diferentes colores y formatos y algún sistema metropolitano moderno entran dentro de la oferta de este destino vacacional del graffiti.

El bueno de Ibes lo sabe bien, y por eso organizó su particular odisea recorriendo un Mercedes-Benz las tierras de Serbia, Turquía, Bulgaria, Macedonia, Albania, Croacia para acabar en el Stuttgart de su Alemania natal.
Low Bud Media han publicado el vido testimonio de este viaje de horas y horas de carretera entre cocheras, al ritmo de la música de Eyedress, Corporation of One y Minimalistix.

Añadir un comentario