Como ya es tradición, nuestro nuevo calendario ya está disponible en todos los distribuidores de Montana Colors. Para este 2022, hemos querido acercarnos a la figura de las “Montana Shops”. Queremos rendir homenaje a la pieza del puzzle de nuestro Universo que está en contacto directo con vosotros, nuestra epidermis. Puedes conseguir el tuyo en tu establecimiento habitual.


En sus páginas y acompañándote mes a mes hemos querido plasmar a las primeras Montana Shops, nuestras tiendas insignias. Desde ese primer faro de color que abrimos en Barcelona en 2004, Montana Shop Born y que ostenta la portada de este calendario, porque abrió el camino al resto.

“Para mí, Montana es mi segunda familia; paso más tiempo aquí con mis compañeros que en mi casa. ¡Estoy contenta, me gusta lo que hago y quiero seguir aprendiendo!” Marta Nuñez de Arenas (Montana Air Production)

En las páginas dedicadas a las tiendas, podemos apreciar y destacar a las doce primeras tiendas, entre ellas Bruselas, Tokio, Santiago de Chile o Montreal… La imagen total que se forma en nuestro cerebro, nos enseña el trabajo bien hecho, la compleción de un sueño desde la fábrica hasta ti.

“Año tras año, Montana no ha parado de crecer y estoy orgulloso de haber formado parte de todos los cambios y retos vividos. Después de casi 10 años, sigo con la misma ilusión de trabajar que tenía al principio y con las ganas de seguir añadiendo mi gotita de color en los próximos años que nos esperan.”-Gilles Brice Ribalta Bueno (Responsable de calidad Montana Air)

En el calendario y a través de la andadura de tres trabajadores de Montana Colors, podréis conocer un poco mejor que se esconde bajo superficie. Una manera de reconocer a los que forman día a día, año tras año, el entramado de esta empresa. En palabras de Mar Roig i Alegre “Amsterdam, esta fue la primera ciudad que visité para ir a conocer el posible distribuidor de allí y ahora gran amigo, Henk Kramer. En aquel lejano 1995 acompañaba a Jordi para ayudarle también con el idioma. Recuerdo la plaza Dam abarrotada vendiendo un montón de cosas curiosísimas, el típico “mercadillo” ambulante, pero a la holandesa, y en un camioncito, un puestecito lleno de botes Montana. ¡Parecía increíble que nuestros sprays, fabricados en Barcelona estuviesen allí… y que se vendieran! Así recuerdo los primeros pasos de Montana en el extranjero…”

¡Nos vemos en las Montana Shops o en las calles! Disfrutad de las posibilidades de este nuevo año.

Añadir un comentario