Ghost RIS es un auténtico fuera de serie en el mundo del graffiti. Su trayectoria comenzó en la década de los 70 en Nueva York, y a mediados de los 90 era uno de los pocos escritores en activo sobre trenes en la ciudad. Combinando piezas sueltas y psicodélicas con un enfoque militar del bombardeo con sus características pompas “dust-fill”, su obra llamó la atención de una incipiente escena del graffiti en Europa, que le ha acogido desde el cambio de siglo.
«Bits and Pieces» es su primera exposición individual, inaugurada este mes en el Museum of Graffiti de Miami, en la que presenta una nueva selección de lienzos y un grabado de edición limitada, «Everyone’s Got Their Own Arrow«.


MTN World tuvo la oportunidad de hablar con Ghost unos días después de la inauguración.


MTN World: La exposición tiene lugar en el Museum of Graffiti, comisariado por tu compañero Alan Ket. ¿Cómo puede ayudar un amigo a presentar mejor tu trabajo?
Ghost: Ket sabe cómo comunicarse con personas ajenas a la cultura y presentar el trabajo. Básicamente hace cosas que la mayoría de los escritores, incluido yo mismo, no sabemos hacer.

MTN: ¿Por qué es importante para ti personalmente conectar con el público de Miami? 
G: No se trata de mí, sino de presentar mi trabajo. Quiero que la gente vea el trabajo.

MTN: Casi todos los escritores que han acabado mostrando obra han revelado su nombre y/o su rostro. ¿Qué importancia tiene para ti mantener su verdadera identidad? ¿Ha sido un reto en la era de los teléfonos con cámara y las redes sociales?
G: Es un reto. Por todas partes hay cámaras que miran. No creo que sea importante que me conozcan. Lo importante es el nombre. Una vez más, en caso de que decida volver a escribir quiero poder tener ese anonimato para que no me detengan. Es difícil salirse con la suya si la gente sabe quién eres. Me gusta la idea de estar en segundo plano. No tengo que ser el centro de atención. No es importante.

MTN: Nos ha fascinado tu trabajo desde que lo vimos por primera vez. ¿Eras consciente de que estabas rompiendo los límites y las convenciones cuando pintabas tus primeros trenes?
G: No creía que estuviera rompiendo los límites, pero la escritura siempre consiste en intentar superar a tus oponentes. Cuando empecé a hacer piezas al revés, al derecho y al revés, supongo que sólo intentaba hacer algo diferente para que mi nombre destacara y se diferenciara de los demás. Eso era importante.



MTN: ¿Cuál es tu pieza favorita que has hecho? ¿Es memorable por la experiencia, el contexto o el resultado final?
G: La pieza Ghost, con el RIS goteando de la parte superior del tren. Me gustó cómo quedó, era grande y atrevida. En general, nunca me ha gustado lo que he hecho. Sólo se trataba de levantarse y hacerlo.

MTN: RIS es más conocido por los bombardeos que por las piezas elaboradas. ¿Consideras que los throw-ups y los tags son también arte?
G: Podría ser. Cuando lo hago, lo hago bien. Algunos escritores lo hacen bien y en realidad se trata de la forma en que los utilizamos.

MTN: Has tenido mucho contacto con la escena europea del graffiti a lo largo de los años. ¿Qué importancia ha tenido la escena europea del graffiti en tu desarrollo como artista? ¿Qué has aprendido de tus viajes por aquí?
G: No mucho, que yo sepa, en cuanto a escritura o estilo. Fui allí con mi forma de pensar y de hacer las cosas.

MTN: ¿Cuáles son las principales diferencias que ves entre la escena del graffiti americana y la europea?
G: En cuanto al estilo, veo una diferencia. Por un lado, en lo que se refiere a golpear los trenes, es un ambiente diferente. En Nueva York tenías la oportunidad de pasar horas y horas en la cochera hasta que te quedabas sin pintura o te echaban. En Europa tienes minutos. Así que estilísticamente es diferente como resultado de las condiciones de la pintura. No creo que en Europa se tomaran tan en serio los handstyle y los throw-ups como nosotros.

MTN: Los estilos de la vieja escuela neoyorquina, como el tuyo, parecen haber tenido más influencia en Europa que en Estados Unidos. ¿Cómo podrías explicar este fenómeno?
G: Sólo hay algunos escritores en Europa que realmente incorporan el graffiti de estilo ochentero de Nueva York. Creo que los mayores influenciadores en Europa fueron probablemente Wane, Reas, Sento y Poem. Realmente no se puede generalizar porque los diferentes lugares han sido influenciados por sus propios escritores. Veo las influencias de los 70, pero no veo más que eso.

MTN: En lo que llamamos “graffiti art», encontramos arte realizado por algunos escritores que no tiene una relación estilística con lo que escriben. En tu caso, como en el de muchos otros escritores, sí la hay. ¿Cómo se relaciona tu trabajo de estudio con tu graffiti?
G: Mi base es que soy un escritor. Sigue tratándose de las letras y de mi nombre. Se trata de intentar utilizar y manipular las letras para que resulten atractivas a la gente que no es escritora. Lo abstraigo un poco para que no se trate de una pieza normal, sino de una combinación de piezas que hace que mi trabajo sea más accesible para todo el mundo.

«Ghost: Bits and Pieces» se inaugura el jueves 19 de mayo de 2022 en el Museum of Graffiti, 276 NW 26th St. Consigue tus entradas en museumofgraffiti.com.
Puedes ver una entrevista de Alan Ket y Musa71 con Lady Pink, que también expuso en el Museum of Graffiti, aquí.

Añadir un comentario