Fotos por Ellie Xifra, texto por Alberto F.

Asentado en Colombia desde hace años, uno de los iconos más representativos del arte urbano barcelonés vuelve a la ciudad condal. Aprovecha su visita para estrenarse en solitario, por fin, en la Montana Gallery Barcelona.


UN IMPORTANTE ICONO

El Pez es un icono en mayúsculas: este título le sirve tanto por el formato de su graffiti como por lo que su figura ha pasado a significar en la historia del arte urbano de Barcelona. A su vez, Pez es un personaje muy cercano a Montana Colors, algo que corroboran las exitosas dos Ediciones Limitadas MTN lanzadas en colaboración con él. Así, una exposición en nuestra galería oficial dedicada a sus simpáticos seres marinos era una cuenta pendiente.

Después de aplazar la inauguración de “Qué alegría” el pasado 7 de julio tuvo lugar el evento inaugural de una muestra en la que Pez ha dado lo mejor de sí. Los diferentes formatos pictóricos presentados, desde lienzos, láminas, trípticos, escultura o tablas de skate, muestran una diversidad de medios perfecta para amenizar y demostrar la versatilidad de su imaginario.

EL PEZ 3.0

En algunas de las piezas exhibidas, el artista barcelonés se ha aventurado a experimentar con los cambios de color en el trazo de los personajes pintados. Pero quizás su apuesta más innovadora ha sido la creación de una app para otras de las obras, pudiéndose visualizar éstas a través de realidad aumentada. Gracias a este dispositivo varias pinturas cobraban vida, dando a los espectadores la oportunidad zambullirse en el divertido universo colorista de el Pez.

UNA FIESTA DE AMIGOS

Además de todo esto, el evento inaugural se convirtió en una emblemática reunión de diferentes representantes del arte urbano barcelonés, con especial importancia de la generación de veteranos como Miss Van, Birdie o Kenor. Una presentación reinada por el buen rollo y el carácter amigable que Pez consigue transmitir, tanto con su personalidad como con su obra.

Puedes leer la entrevista publicada en MTN News a Pez y no te olvides de visitar “Qué alegría” en la Montana Gallery Barcelona.

Añadir un comentario