Por fin Lush ha abandonado la ciudad de Barcelona. Habíamos pensado en celebrarlo por todo lo grande, pero nos limitaremos a realizar un repaso de lo mejor que ha dejado a su paso por la capital catalana.

Fiel a su humor irónico y ácido, el de Melbourne no ha dejado títere con cabeza: muros, bombing, intervenciones y hasta un tren. Ahora queda ver si su tour por Europa continúa con la misma energía.

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".