Los neoyorquinos de 12Oz han dedicado el último volumen de su sección 12 Questions al parisino Fuzi UV TPK. En éste encontramos interesantes apuntes a cerca de aspectos característicos de la obra de Fuzi, como el origen del ignorant style o la retroalimentación entre graffiti y tatuaje.

FUZI se inició como artista de graffiti durante los finales de los 80 en los violentos suburbios de París. Allí, el y sus grupos UV TPK causaron el pánico robando, festejando y, sobretodo pintando los trenes de metro que conectaban su barrio con el centro de la ciudad. Rechazando los estilos convencionales en favor de pintar lo que querían como querían. Algunas personas les tildaban de cutres y toys, pero la estética fue una explosión deliberada que sacudió la dialéctica en el graffiti, y transmitió una mentalidad que daría forma al criterio de los escritores hoy en día.

fuzi_uv_tpk_graffiti_paris_tattoo_montana_colors_4

“(Antes) Todo era más violento, gente chunga, grupos en los suburbios y hip-hop. Sin Instagram, ni iPhones, ni CCTV en las calles. Robábamos en tiendas y a la gente para conseguir pintura, cámaras, ropa. Yo me centré en pintar trenes y metros, pintar en la calle no era mi prioridad (…)”

fuzi_uv_tpk_graffiti_paris_tattoo_montana_colors_8

“(Estilo ignorante) Se trata de libertad. Es algo que hice a posta a principio de los 90 para romper las reglas del graffiti. Wildstyle, block letters, throw-ups, era todo las mismas letras, la misma mierda aburrida. Yo y mis grupos UV TPK llegamos a este juego con nuestras propias reglas. Pintar como tu quisieras y pintar mas que nadie! Yo estaba influenciado por los pioneros de Nueva York, pero más por el ambiente y la sensación de libertad que se vivía en ese periodo. Éramos salvajes y espontáneos así que actuábamos como tal en nuestro graffiti.”

fuzi_uv_tpk_graffiti_paris_tattoo_montana_colors_6

Básicamente las críticas eran como “Si, estáis en todas patees, pero no podéis pintar, vuestra técnica es basura, es como si pintarais con la mano izquierda, no sois más que vándalos estúpidos”. Utilicé el “estilo ignorante” para criticar su propia ignorancia. Ellos jamás entenderían este estilo ni mucho menos plantearse que podía ser voluntario.

fuzi_uv_tpk_graffiti_paris_tattoo_montana_colors_0

Cuando empecé a frenar mis actividades vandálicas busqué algo que me permitiera seguir expresándome con mis propias reglas. Pinté lienzos, hice esculturas, escribí… y también comencé a tatuar. Se trataba de otra forma de expresarme. Aprendí sobre mi mismo, tatuando mis propias piernas.

fuzi_uv_tpk_graffiti_paris_tattoo_montana_colors_5

Solía pinchar las líneas de la misma forma que lo hacía sobre los trenes. Añadía personajes y empecé a aprender la técnica solo, por mis propios medios. Y así, rápidamente, mi estilo ignorante invadió el mundo del tatuaje.

fuzi_uv_tpk_graffiti_paris_tattoo_montana_colors_2

Las sensaciones que una percibe pintando es una gran parte del juego del graffiti: la exploración, el riesgo, el peligro, la adrenalina. Quise llevar estas sensaciones a mis tatuajes.

fuzi_uv_tpk_graffiti_paris_tattoo_montana_colors_3fuzi_uv_tpk_graffiti_paris_tattoo_montana_colors_fuzi_uv_tpk_graffiti_paris_tattoo_montana_colors_huskmitnavn

Añadir un comentario

En este sitio se utilizan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada.
Puede obtener más información de las mismas en nuestra "Política de cookies".