Hubo un tiempo en el que el graffiti era un movimiento mucho más minoritario de lo que es en la actualidad y los escritores de trenes una selecta élite que formalizaba alianzas que rompían fronteras gracias al InterRail. Chob, un auténtico revolucionario del graffiti de trenes italiano, es uno de los eslabones más importantes de esta red de influencias estilísticas y metódicas que han hecho del graffiti sobre trenes lo que es hoy en día.


Chob ha sido invitado a contribuir con una nueva pieza para el festival URBANA 2023 precisamente por su inestimable contribución a la historia del graffiti europeo y en especial a la escena boloñesa. Así que no hemos querido perder esta oportunidad para entrevistarle, haciendo un poco de revisión de su figura y comprobando con sus piezas actuales como su estilo sigue igual de fresco que hace 30 años.

A TRIBUTE TO ITALIAN TRAIN GRAFFITI AT URBANA BOLO


Fotos por @Adrian Lungu y fotos de archivo por Mr. Chob

Te seguimos en Instagram y vemos que actualizas tu cuenta con nuevos muros y trenes… ¿Cómo es tu actividad en la actualidad?

No soy muy fan de Instagram ni de las redes sociales en general, pero sí, a veces publico cosas nuevas o antiguas.
Hoy en día mi actividad graffitera va en altibajos; puede que no toque un bote de spray durante meses, pero luego hago toneladas de cosas durante una semana cualquiera. Intento encajar el graffiti en mi vida cotidiana, pero no es fácil encontrar tiempo y energía para pintar como me gustaría. Echo de menos coger un tren o un avión y largarme a algún sitio a pintar graffiti, como cuando era más joven.

¿Cómo puedes explicar la evolución de tu actividad en los últimos 20 años?

Hice mi primera pieza en 1993, y mi primer tren en 1996. Mi estilo cambió cuando conocí a Pum y Honet, de París. Estaban haciendo un InterRail por Italia y pararon en Bolonia. Tuve la suerte de conocerlos y pintar con ellos. Recuerdo que terminé mi obra y me acerqué a ver qué hacían los demás y me quedé totalmente impresionado por sus estilos. Sabía lo que hacían porque teníamos revistas y libros, pero no me di cuenta de la fuerza de esos nuevos estilos hasta que los vi con mis propios ojos.
Eso me inspiró para ir más allá en el graffiti: no eran sólo palos y flechas, podía hacer lo que quisiera. Fue entonces cuando empecé a dibujar letras diferentes, bucles distintos y me volví un poco anárquico en el juego. Supongo que hoy sigue siendo igual. Mezclo elementos tradicionales del graffiti, como 3D o flechas, con mis propias cosas, intentando darle un aire y un toque modernista.

«Cuando estoy en una cochera con escritores que están más cerca de la edad de mi hijo que de la mía, me siento un poco raro. Pero joder, me sigue gustando.»

Cuando eras más joven, ¿pensabas que seguirías practicando el graffiti hoy en día?

No lo sé. Creo que nunca me imaginé pintando a esta edad, pero así son las cosas hoy en día.
A veces me siento un poco mayor para esto y cuando estoy en una cochera con escritores que están más cerca de la edad de mi hijo que de la mía, me siento un poco raro. Pero joder, me sigue gustando.
Una vez me enfadé un poco cuando un policía joven me paró en la calle por una chapa y me dijo: «¿Qué cojones, tío? Tienes más de 40 años. Vete a la mierda y vete a casa». Sentí que quizá tenía razón.

Hablemos de estilo. El tuyo ha sido muy influyente en la historia del graffiti europeo. ¿Cómo conseguiste crearlo?

No estoy seguro de haber sido influyente para los escritores europeos, pero supongo que he sido una inspiración para la escena italiana de escritores de trenes. Siempre he hecho graffiti funky pero limpio. Me encanta el momento de trazar, pero me gusta añadir algunas cosas irregulares, intento dar a mi pieza algunos puntos focales también. Soy un poco daltónico, ¡así que eso lo hace aún más loco! Hoy en día no dibujo mucho, pero siempre intento aportar algo nuevo a mis graffitis cada vez que voy a pintar. En los últimos años he estado haciendo graffiti con este toque «heráldico», que parecen formas medievales en un mundo funky. Me divierte.

«Creo que era genial cuando cada país tenía su propio estilo; (…) Hoy todos los escritores pintan igual salvo unos pocos.»

Hemos leído que te inspiraste en el graffiti finlandés para construir un estilo fuera de los limitados cánones de los estilos italianos. ¿Cómo puedes explicárselo a alguien que no conozca mucho el graffiti nórdico?

Creo que el estilo escandinavo fue muy importante en su día y creo que sigue siéndolo. El hecho de que en los 90 fuera más difícil pintar en comparación con el resto de Europa hizo que, al tener menos tiempo para pintar, su estilo se hizo más sencillo e ingenuo, y eso dio origen a este estilo loco de graffiti, sobre todo en Finlandia. Hoy algunos podrían llamarlo «antiestilo» o «graffiti basura», pero no es lo mismo. Su enfoque del graffiti era real y puro. Fíjate en escritores como Fupla, Skip, CDC crew, Zello, Nug, Egs, Ribe y muchos otros. Nunca me canso de ver piezas de Skip. Lo curioso es que ellos no pueden creer que hayan sido fuente de inspiración para muchos de nosotros a lo largo de los años.

¿Qué impacto ha tenido tu estilo en la escena italiana del graffiti? ¿Cómo ves la escena actual en términos de estilo?

Sigo en el mundillo, pero no recuerdo todos los nombres de los escritores con los que me he cruzado en todos estos años. Algunos van y vienen, otros siguen aquí saltando a las vías del tren después de 30 años.
Creo que era genial cuando cada país tenía su propio estilo; ¡cada ciudad tenía su propio estilo! Hoy todos los escritores pintan igual salvo unos pocos. No veo ningún maestro de estilo aquí en Italia en este momento, pero hay muchos escritores y crews que hacen cosas bonitas y las hacen funcionar.

«Hacer amigos de verdad con gente que tiene tu misma pasión pero viene de países o culturas diferentes es una de las mejores cosas que pueden pasar en el juego del graffiti.»

Hablemos de grupos. Por lo que sé, BBS es un equipo formado por escritores de Bolonia, FIA está más relacionado con la escena histórica de Milán, pero THE era un equipo internacional. ¿Estoy en lo cierto? ¿Puedes hacer un breve resumen de los tres crews?

  • THE fue mi primer equipo importante y oficial. Conocí a Trota, Vela y los chicos romanos durante una jam en 1997. Pronto nos hicimos amigos y me preguntaron si les parecía bien que me uniera a su nueva crew. La idea era emular a crews como MOA o ALL, con todo el mundo pintando el mismo nombre de crew. Funcionó bastante bien.
    Con los años, otros escritores se han convertido en miembros de THE. Muchos de ellos son de Dinamarca y Berlín. Hoy THE es una crew internacional, pero en general es una gran familia por las frecuentes visitas entre sus miembros de un país a otro.
  • BBS es mi grupo local de graffiti de Bolonia. Todos crecimos juntos en la escuela de arte. Nos seguimos viendo, incluso los que ya no pintan.
  • FIA es mi grupo de Milán. Viví allí más de diez años y también me siento un poco milanés.En los últimos años he pasado a formar parte de la tripulación de WMD.

¿Puedes explicar la curiosa conexión entre Italia y Dinamarca que encontramos en THE?

No sé quién conoció a quién al principio, pero estoy seguro de que la conexión es una verdadera amistad para muchos de nuestros miembros. Hay un respeto mutuo no sólo por el tema del graffiti. Creo que saber idiomas ayudó a crear relaciones y no muchos italianos sabían hablar un inglés fluido. Este aspecto ha sido crucial para nosotros. Hacer amigos de verdad con gente que tiene tu misma pasión pero viene de países o culturas diferentes es una de las mejores cosas que pueden pasar en el juego del graffiti.

«Los escritores a menudo se meten en peleas por razones estúpidas, igual que los ultras.»

Hablemos de fútbol. Es sabido que has sido hincha de fútbol. ¿Podemos establecer alguna relación entre el graffiti y los ultras?

Creo que hay una conexión, quizá en la actitud, el marcaje del territorio y cosas así, en algunos casos es muy parecido. Los escritores a menudo se meten en peleas por razones estúpidas, igual que los ultras. En algunos aspectos, un crew de writers es el equivalente a una hinchada de fútbol. No es para todo el mundo, por supuesto, pero si te gusta la parte más dura del juego, hay muchas similitudes.
Sigo yendo al estadio, pero me mantengo a salvo de tener otros problemas con la ley. Creo que ya he tenido bastante.

¿Existe un componente político en el movimiento hooligan? ¿Y en el graffiti?

En el mundo de los ultras hay mucha mierda política. No todos los clubes están en ello, pero la mayoría sí.
En Milán hay un grupo de grafiteros que está metido en política y hace cosas en la calle, y puede que muchos otros escritores ayuden a los okupas utilizando sus habilidades con el grafiti. Pero en general no creo que el graffiti esté relacionado con la política.

«Me cautivaron las pancartas y banderas de los ultras: muchas calaveras y letras locas.»

Y por último, hablemos de arte. ¿Qué componente artístico podemos encontrar en el graffiti? ¿Qué diferencias y similitudes tiene el graffiti con respecto a otras prácticas artísticas?

Hago un podcast en Youtube con un viejo amigo mío y mi novia, que graba y edita los episodios, se llama «Piede di Porco» (lo siento, pero no hay subtítulos en español, ¡está todo en italiano!) Todo empezó durante los meses de Covid, pero todavía intentamos mantenerlo. Hablamos de graffiti a través de nuestras experiencias vitales y básicamente nos lo pasamos bien. Hablamos todo el tiempo de lo que es o no es el arte.
Creo que la cultura del graffiti es arte, pero una pieza en un metro no puede considerarse necesariamente arte. La acción de arriesgarse para que tu nombre aparezca es arte, pero quizá la pieza en sí misma puede ser bastante mala, incluso a los ojos de un escritor de graffiti.

Por lo que sé, ha trabajado como diseñador. ¿Cómo desarrollas tu impulso creativo fuera del graffiti hoy en día?

Mi generación de escritores son todos diseñadores gráficos. Supongo que a los escritores de hoy en día les gusta más hacer tatuajes.
Me encantaba el diseño gráfico y la ilustración desde que era niño. Recuerdo que de mayor quería ser ilustrador de embalajes de juguetes. Recuerdo haber dibujado el logotipo de «Masters del Universo» cuando era muy joven, y también me inspiraban las ilustraciones de bandas de heavy metal, como Iron Maiden o Guns ‘n Roses.

Me creas o no, lo del fútbol empezó porque mi padre me llevaba a ver jugar al Bolonia FC. Yo sólo tenía entonces ocho o nueve años, y me cautivaron las pancartas y banderas de los ultras: muchas calaveras y letras locas. Cuando crecí, dibujé muchas para mi propio estadio de Subbuteo. ¿Ves? ¡Siempre son las letras!

Añadir un comentario

Voodoo Break up Spell. Going to learn how to cast a spell to break up relationship and return your ex. Lemon break up spell. Free ebooks Library zlib project