Este mes en Montana Colors hemos celebrado el #mtnwokemonth: una serie de publicaciones y artículos en MTN World y en las redes sociales que destacan el papel del graffiti, el arte callejero, el muralismo y las exposiciones en la promoción de causas sociales. No se nos ocurre nadie mejor para cerrar el mes que Okuda San Miguel, un artista español de fama mundial que no oculta el papel de su arte en la promoción de la libertad de los colectivos de todo tipo.
MTN World se reunió con él durante la producción de una nueva gran colaboración en Valencia con Sixe Paredes para hablar de las causas sociales en el arte, el efecto de los viajes en el medio ambiente y su apoyo a la comunidad LGBTQI+.


Dinos algún artista que tú consideres que tenga un mensaje social interesante, del tipo que sea. ¿Por qué?
A mí me encanta Icy y Sot, me parecen brutales. A parte conozco su historia: escaparon de Irán por que iban a ser encarcelados solo por su arte y tienen asilo político en Estados Unidos. Lo que cuentan en sus obras es genial. De hecho tengo una pieza de ellos en mi colección. Me gusta también EscifBanksy… pero quiero destacar a Icy and Sot.

“El mensaje principal es libertad y diversidad, como no, la diversidad de genero y sexual. Por lo tanto apoyo la reivindicación del colectivo LGTBQI+, pero no solo con mi obra, también con mi vida.”

Desde el punto de vista de alguien con experiencia tanto en el arte en urbano como en las galerías, ¿qué puede aprender el mundo de arte del graffiti?
A la hora de realizar colaboraciones con otros artistas o adaptar la obra, en mi caso surge de una manera muy espontánea. Esta capacidad viene totalmente del graffiti, por ejemplo. Por otro lado, el graffiti sí o sí tiene que estar en la calle, así que la obra que pueden realizar en estudio los artistas urbanos o escritores no dejan de ser obras con un objetivo profesional, para ser vendidas. Cada elemento tiene su lugar, pero para mí es importante subrayar que hay una corriente de artistas que vienen del graffiti, como yo o muchos de mis amigos, que estamos haciendo algo bastante grande dentro del arte contemporáneo. Gracias a eso se podría decir que éste es el último paso de la historia del arte, el de los artistas que vienen de la calle.

¿Tiene tu obra algún componente vinculado a la reivindicación del colectivo LGBTQI+? ¿Es posible que el espectador pueda entender algún significado que aluda a eso?
Por supuesto, la forma que tengo de componer y el círculo cromático que utilizo, puede aludir a este tema. Aunque no sea la primera intención, me alegra que, aunque sea de forma espontánea, mi obra haga cierto activismo en países como Rusia, Ucrania u otros lugares en los que la propaganda de este tipo está prohibida.

“Soy portavoz y abanderado de la libertad, la diversidad, la multiculturalidad entro otros mensajes universales que hay en mi obra.”

¿Ha recibido tu obra en algún caso discriminación en ese sentido? ¿Cómo lo has gestionado?
En una intervención, un trabajador del gobierno pintó de azul oscuro una rectángulo de una obra mía para que yo no lo pudiera pintar de violeta. De no haber sido así me hubieran detenido por realizar propaganda LGTB. Lo bonito de esto es que los medios se hicieron eco y se generó un interesante debate en un lugar en el que es necesario que se discutan estos temas.
En otra intervención me censuraron unos pechos femeninos y unos genitales masculinos. El resultado fue que los cuerpos parecían de personas trans, así que gracias a la censura el mensaje pareció reivindicar aún más la diversidad.

Has dado tu apoyo públicamente para el colectivo LGBT+, que no es habitual para artistas en nuestro sector. ¿Tenemos un problema de homofobia en el arte urbano? ¿O es simplemente una reflexión de la sociedad en general?
Yo no creo que haya homofobia dentro del arte urbano, ni mucho menos. Por supuesto que he apoyado públicamente mil veces el movimiento LGTB+, obvio. Y lo muestro con mi persona y con todo lo que subo diariamente, ya que mi Instagram es como mi diario y va en ese camino. Lo primero de lo que habla mi obra es sobre libertad, libertad de todo tipo.
El mensaje principal es libertad y diversidad, como no, la diversidad de genero y sexual. Por lo tanto apoyo la reivindicación del colectivo LGTBQI+, pero no solo con mi obra, también con mi vida. Yo me considero activo en el apoyo a reivindicaciones, movimientos y artistas vinculados a este movimiento del cual me siento partícipe también.

No consideramos que un artista debe ser portavoz de un colectivo como el LGBTQI+, pero a la vez, pensamos que es fundamental ofrecer una plataforma para exponer y expresarse para la gente que tradicionalmente no ha salido en los medios. ¿Crees que es suficiente? ¿Qué más pueden/deben hacer para evolucionar nuestra escena?
Yo no creo que sea portavoz de ningún colectivo. Soy portavoz y abanderado de la libertad, la diversidad, la multiculturalidad entro otros mensajes universales que hay en mi obra. Sí que estaría bien una plataforma que dé voz a todas las personas para que se puedan expresar, con arte o sin, en este camino. Yo creo que las redes sociales están apoyando bastante en este sentido, sin embargo cualquier iniciativa debe ser bienvenida.

Existe otra paradoja en la ciudad de Madrid, donde hay una escena social muy abierta que ahora e históricamente tiene un gobierno y ayuntamiento conservador. ¿Notas el conflicto? ¿Es un buen lugar para vivir y trabajar, a pesar de los politicos?
Yo creo que Madrid es para mí el lugar perfecto. He vivido en muchos lugares del mundo pero Madrid tiene una serie de elementos, a parte de que yo me siento muy madrileño, por lo cuales he decidido que sea mi base central. El clima y la luz es brutal y para mí la luz diaria es lo más importante. Apostar por un estudio grande en cualquier otro lugar podría ser más difícil y aquí lo estamos consiguiendo.
A nivel político, creo que después de 20 años viviendo en Madrid, empiezo un mural en el centro de la ciudad y curiosamente es en pleno mandato conversador. Independiente del tipo de gobierno que haya, puede que la actitud de los representantes políticos sea más importante que su ideología. Afortunadamente, para que las cosas sucedan, no depende únicamente de ellos.

Por otra parte, ¿eres consciente de los posibles efectos negativos que implicar ser un artista que viaja habitualmente? ¿Has cambiado de opinion o planes en los últimos 15 meses?
Más que de opinión he cambiado de agenda. Como yo, todo el mundo, todos los artistas que viajamos constantemente. También hay que ver el lado positivo, de repente estar forzado a trabajar desde el mismo sitio durante meses te abre nuevos caminos, te obliga a experimentar nuevos formatos e incluso disciplinas o añadir nuevos elementos a tu obra. Más tiempo para pensar, cambiar y evolucionar.
También he inaugurado nuevas exposiciones sin estar yo presente en ellas. Es positivo pensar que todo pueda funcionar de forma tan orgánica, y de no haber sido así nunca me hubiese parado a pensarlo.
Estoy muy contento ahora de retomar el tema de los murales en el espacio público, como este último con Sixe Paredes.

Estamos muy contentos de ver la vuelta de exposiciones y festivales ahora que parece que estamos saliendo de la pandemia. ¿Qué planes tienes para lo que queda de 2021?
La verdad es que tengo el sentimiento de que, igual que en España después de la represión del franquismo se dieron los momentos mayores de libertad, creo que pasará eso a nivel mundial y me apetece vivirlo. Planes a nivel profesional pues ahora lanzaré mi propia marca de gafas, dentro de poco mi propia marca de vinos… nos mudaremos al estudio nuevo donde tenemos una serie de departamentos para generar más ideas. El tema de la arquitectura, que siempre me había causado interés, vamos a empezar a llevarlo a cabo en distintos formatos. También visitaré lugares nuevos y no tan nuevos, como Corea, Miami, murales como el de Isla Reunión, una colaboración con algún artista musical… cosas nuevas, diferentes de lo que he hecho hasta ahora, en un momento que creo que es adecuado. En definitiva muchas ganas de volver a tope.

¿Quiere saber más sobre Okuda? Lo tenemos todo cubierto. Lee sobre su famosa intervención en el faro, su trabajo en la Iglesia del Cannabis y su opinión sobre la Mona Lisa aquí.

 

Añadir un comentario